Los sueños,sueños son

Me desperté muy entrada la madrugada. Un sudor frío me recorría la espina dorsal y una fuerte punzada en la barriga hizo que me retorciera de dolor. Algo me estaba comiendo las entrañas,raspando,masticando.

Segundos antes estaba dormido y soñando, más bien era una pesadilla. No sé porqué pero un demonio de tasmania estaba comiéndome vivo,deleitándose con mis vísceras. El dolor era real, tan real que me hizo despertar angustiado y temiendo por mi vida.

¿Es posible que un sueño genere consecuencias físicas en el cuerpo?

A las pruebas me remito. No era que tuviera heridas “reales” de mordiscos, ni garras ni arañazos, pero el dolor que sintió mi sistema nervioso fue palpable.

Si no había nadie en la habitación ¿Cómo pudo pasar? El cerebro es un arma muy potente y la sugestión el gatillo más fácil de apretar. Al fin y al cabo, somos química pura. Átomos y enlaces covalentes, electrones y quásars que bailan al ritmo de campos magnéticos.

No somos carne, no somos humanos, no somos Sagitario o Cáncer, ni Europeos ni Asiáticos, ni blancos ni negros.

Somos energía y esa energía se transmite en nuestros cerebros cada día y es la que hace que nos levantemos cada mañana.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s