Microrrelato

Título: Confesión

Autor: Rubén del Pino López (24-enero-2016)

—————————————–

  • Ave María purísima.
  • Sin pecado concebida.
  • Perdóneme Padre porque he pecado.
  • No pasa nada Hijo para eso estamos aquí. Cuéntame.
  • Hace tiempo que no me confieso. Mucho más de diez años. No sé por dónde empezar.
  • Haz memoria y recuerda los mandamientos divinos.
  • He tomado el nombre de Dios en vano, no he santificado ninguna fiesta y me he embragiado en ocasiones. También he tomado drogas.
  • Ajá. Por tu voz observo que eres joven. A tu edad eso es normal. La embriagez y las drogas son muy atrayentes.
  • También he cometido actos impuros. Tengo novia ¿sabe?. Estos días hemos estado haciendo cosas.
  • Bien ¿Algo más?
  • En ocasiones he sido violento, pero siempre justificadamente.
  • Todo normal hijo. Dios te perdonará.
  • Hay algo más…
  • Es algo que me oprime el pecho, escucho una voz que me habla ¿Será Dios?
  • Bueno hijo eso…¿Qué te dice?
  • Eso ahora no importa. He matado a mi novia y me la he comido.
  • ¿Padre?
  • Sí, perdona. Repite eso último.
  • Ayer maté a mi novia y me la comí. Dios lo quiso así. Ella estaba sufriendo Padre. Su cabeza no estaba bien, su cerebro estaba enfermo. Liberé su mente y me comí su cuerpo para estar cerca de ella, menos la cabeza.
  • ¿Porqué hiciste eso?
  • Ya le dije que su cerebro estaba enfermo, no quería contagiarme. Guardé su cabeza en el congelador hasta que descubran una vacuna para su enfermedad, así podrán luego coserla a un cuerpo nuevo. La cuestión es: ¿Me perdonará Dios?
  • ¿Has ido a la policía?
  • Para qué.
  • Esa pobre chica tendrá familia, amigos. No puedes ir matando a la gente. Está prohibido.
  • ¡Pero Padre tengo miedo de que Dios me castigue!
  • Has hecho mal. Debes ir a la policía y entregarte por tu bien. Dios lo querría así.
  • ¿Y me perdonará?
  • Claro que sí. Él es omnipotente y misericordioso, siempre perdona al pecador. Pero debes entregarte y recibir el perdón de los hombres buenos. Reza cinco Padresnuestros.
  • ¿Haga lo que haga me perdonará siempre?
  • Sí hijo, ve con Dios y su espíritu.
  • No puedo padre, lo siento.
  • ¿Porqué?
  • Me ha entrado hambre de nuevo…

Se hizo el silencio en la capilla. Hasta el mismísimo Dios Todopoderoso abandonó por un instante aquella iglesia.

FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s