¿Qué es el miedo? Parte I

Lamentablemente esta palabra está muy de moda ahora mismo por causas ajenas a nosotros, los últimos atentados en Francia y Malí han despertado una sensación de miedo y terror que pocas veces nos toca de cerca. Pero realmente ¿Qué es el miedo?

Según la RAE:

Del lat. metus ‘temor’.

1. m. Angustia por un riesgo o daño real o imaginario.

2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

Ese sentimiento real o no, genera cambios en nuestro organismo: “” se incrementa el metabolismo celular, aumenta la presión arterial, la glucosa en sangre y la actividad cerebral, así como la coagulación sanguínea. El sistema inmunitario se detiene (al igual que toda función no esencial), la sangre fluye a los músculos mayores (especialmente a las extremidades inferiores, en preparación para la huida) y el corazón bombea sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células (especialmente adrenalina). También se producen importantes modificaciones faciales: agrandamiento de los ojos para mejorar la visión, dilatación de las pupilas para facilitar la admisión de luz, la frente se arruga y los labios se estiran horizontalmente””(Wikipedia)

Pero lo importante no es la gestión biológica que realiza nuestro cuerpo cuando se encuentra en una situación de peligro inminente, por suerte en el mundo civilizado, pocas son las veces en las que nos vemos inmersos con elementos tan drásticos. El tema principal es la “gestión del miedo”, el miedo psicológico y sus efectos, la aparición de la ansiedad. Ese sentimiento está estrechamente relacionado con el miedo y el temor, es lo que se mantiene en el tiempo y lo que nos hace tanto daño.

libros-gestion-del-miedo-L-VcqKMq

Sobrevivir a un acto terrorista, atentado, accidente de coche, de avión, un secuestro o tan simple como una pesadilla o una escena de una película, puede arruinar todo nuestro sistema lógico y de valores. Bajo la ansiedad se pueden cometer muchas “locuras” o irracionalidades e incluso creerse las más disparatadas historias con tal de dar credibilidad a la ráiz de su problema.

1434457276_1345570770240(psicosis 1960, Alfred Hitchcock)

Existe también el miedo a lo irracional, a lo místico o espiritual, a lo venido del más allá. Algo que siempre ha perturbado a escritores, cineastas, y artistas de todas las ramas. HP Lovecraft estaba obesionado con los extraterrestres venidos de lo profundo del cosmos, el Dios cthulhu y sus macabros planes contra la humanidad.

Las leyendas más fantasiosas son fuentes donde emergen todo tipo de miedos: chupacabras, trolls, hombres del saco, fantasmas, Bigfoot, Yeti y otros animales sobrenaturales. Incluso la religión, esa doctrina que debe enseñarnos a ser mejores personas, a amar al prójimo y a ser benevolentes, nos inculca el miedo mediante castigos (ya no físicos, por la inquisición) pero si castigos mentales y de remordimientos. El infierno siempre nos acecha, el mal nos vigila y nos tienta. Un limbo de fuego y azufre si no eres lo suficientemetne católico, cristiano, musulman, judío, ortodoxo o cualquiera que profeses. Ese miedo a morir solo y sin pertenecer al grupo.

Esto último hace del terrorismo su mejor arma. Morir por una causa sin miedo a las consecuencias, a poder vivir el sueño eterno en la gloria bajo la redención de sus pecados por haberse inmolado. Quizás ellos también tengan miedo a ser desgraciados y a morir, a que su Dios les castigue y eso les hace vulnerables. Si ellos tienen miedo es que son humanos y si son humanos se les puede derrotar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s